Crumble: Arduino para pequeños rufianes

Crumble, electrónica para niños¡Hey! ¿Qué tal las navidades? ¿Los Reyes Magos y Papá Noel pasaron por tu casa? ¿Muchos propósitos de año nuevo? La verdad es que yo no me he propuesto ninguno… seguro que eso es malo. Pero bueno, siempre me ha gustado ir al revés del mundo.

De hecho, el post de hoy va sobre un juguete para los niños (Ya sé que voy tarde). Así que si las rebajas os dejan podéis adquirirlo.

Hace unos días, Lola me enviaba un correo preguntándome sobre Crumble. Yo no tenía ni idea de qué era eso, pero ahora que tengo una idea de que va… ¿Por qué no compartirlo? Así que… ¡allá voy!

¿Qué es Crumble?

Aunque Crumble te suene a una tarta de manzana no es eso. De hecho si buscas en Google por Crumble lo que tendrás serán miles de platos deliciosos. Y muy interesantes, pero no es de lo que yo vengo a hablarte. Vengo a hablarte de esto (Como la imagen no es libre de derechos no la puedo poner ahí flamante para que la veas, solamente puedo facilitarte el enlace 🙁 ).

Como ves, se trata de una placa como Arduino… pero mucho más simple. Como puedes ver, en la parte superior está el POWER, la alimentación de la placa. Ésta será mediante pilas para recibir 5 Voltios (Cero problemas de enchufes con los niños 😉 ). La alimentación de las pilas vendrá de la parte izquierda y de la derecha saldrá la alimentación al resto de componentes que pongas.

La siguiente sección es la que contiene las entradas y salidas analógicas y digitales. Por eso lo de la A y la D. Las analógicas (por si tus hijos no lo saben) son aquellas señales que son infinitas, que tienen muchos valores como es la temperatura. Las digitales son aquellas que son ON u OFF, encendido o apagado. Pero prosigo.

El último bloque es el encargado de los motores y drivers (controladores de cosas, como puede ser un motor). Y ya está, la placa es así de simple. Mediante pequeños cables Banana-Banana (se llaman así por su forma aplatanada) se conectan los distintos componentes. Entre estos componentes los reyes de la placa son los leds (¡Faltaría menos!).

Para ello, se pueden conectar placas paralelamente para ir añadiendo funcionalidades. Y cuando digo placas, me refiero hasta un máximo de 32 placas. Las hay de leds multicolores, de semáforos, potenciómetros, pulsadores y sensores.

El software de Crumble

Bueno, ahora te tengo que confesar algo… te he mentido. Lo de antes era el controlador de Crumble. Crumble es un programa muy similar a Scratch, de manera que todo aquél que ya programe en Scratch debería aprender en menos de cinco minutos (Si aún no lo haces, aquí puedes aprender).

De esta manera, mediante una serie de bloques tus hijos serán capaces de programar un motor, un led o un pulsador. Se trata de un S4A pero indicado para esta placa en concreto. Para descargar el software puedes hacerlo aquí. Si ya has entrado al link podrás ver que la página es Complubot, parece que Crumble tiene un regusto español, por lo que si tienes dudas estoy seguro que el idioma no será ningún impedimento.

Que quede claro también que no me pagan por escribir esto ni similar. La idea me pareció muy simple y creo que a alguien que está empezando con esto tal vez le venga bien entender qué es Crumble 😉

En cuanto a cómo pasar el programa de Crumble al controlador Crumble es sencillo, con un cable usb. Es igual que Arduino.

¿Cómo empezar? Recursos a tutiplén…

¿Dónde encontrar información al respecto? Pues la opción más lógica es en la página del proyecto. De hecho te dejo una guía para empezar que lo explica todo y parece bastante sencilla de seguir por un niño (por favor, acompaña al pobre niño porque estando solo todo le va a resultar más complicado y eso lleva al aburrimiento extremo).

Por otra parte aquí hay una serie de ejercicios posibles para hacer. Tanto la guía como los ejercicios pertenecen a esta página dedicada a alumnos de la ESO. Por si esto de las actividades no queda muy claro, aquí puedes encontrar algunas actividades paso a paso con las que empezar.

Pero con los niños lo  que mejor funcionan son los recursos visuales, así que aquí tienes algunos vídeos con ejercicios en Crumble:

En cuanto a otros blogs, también Programamos.es ha hablado sobre Crumble. Tan sólo es un ejercicio, pero puede que en el futuro aparezca alguno más, siempre viene bien echarle un ojo.

Puede que en esta búsqueda frenética de recursos veas referencias a robots. Sí, parece que el controlador de Crumble ha sido unido a algunos actuadores para crear un robot. Se trata de un robot que debe montarse uno mismo, similar a la filosofía de los robots de bq. Al final obtienes la placa y una serie de extras con los que jugar (a tus hijos también les puedes dejar jugar un poquitín 😉 ).

Opt In Image

Perdido…

Para acabar esto, lo típico es dar la opinión de uno. Vamos, mi opinión. Que ese uno, soy yo mismo. La verdad es que a mi me gusta más utilizar Arduino puro y duro, que los niños vean lo que es una resistencia, que sepan lo que pasa cuando un led no tiene una resistencia y que vean que un motor tiene varios cables.

Pero claro, esto necesita una edad. Para una edad más bien temprana como serían los 6 años hasta los 9-10 años el controlador de Crumble podría ser una opción más bien sencilla y accesible para los niños (Y para los padres, que la placa cuesta 16€). Al final todo está montado y solamente deben de conectar los cables de alimentación y los de las señales analógicas y digitales.

Tampoco es que esté en contra de que niños más mayores la usen, para empezar es algo sencillo y seguramente les ayude a entender las cosas sin mucha ayuda de una persona mayor. Aunque pasado el tiempo yo me iría a una placa Arduino pura y dura, ya sabes que no me gusta eso de los robots que se montan una vez, tienen cuatro funcionalidades y se acabó la imaginación y el juego.

Eso sí, también entiendo que una placa Arduino crea más dependencia de una persona mayor que será la que vaya abriendo la mente al niño, que tendrá que guiarlo a la hora de utilizar cosas nuevas como un sensor de temperatura u otro tipo de artilugio. Es algo un poco más complejo, pero tal vez con este blog y paciencia ambos podríais sacarle partido a la placa…

Creo que con esto queda claro mi punto de vista. Ahora solo me queda desearte que tengas tus propósitos de año nuevo, que sean sencillos y accesibles y te ciñas a ellos para conseguir aquello que buscas. Sino… sino estarás tan perdido como yo

[Total:4    Promedio:5/5]

Déjame un comentario que en el fondo soy buen chaval

  1. Jose Ra

    Responder

    • Responder

Deja un comentario