Cubetto, per la mia mamma!

Cubetto, programación para niños de 3 añosHey! ¿Qué pasa por ahí? Hoy te traigo un juguete con nombre así como italiano pero con el que puede jugar cualquiera. Tanto es así que no hace falta ni saber leer para empezar a jugar con él. Vamos, el típico juguete para niños pequeños pero con un toque extra.

Se trata de un proyecto inglés que me llegó el otro día a través de una revista de robótica. Ya es casualidad que yo lea una revista de robótica, pero al verlo fue como una revelación. A ver, no tanto, pero la verdad es que el bicho me gustó…

Qué es Cubetto

Se trata de un juguete de madera (muy clásico) que dispone de tres elementos. El primero es el propio Cubetto, una caja con ruedas capaz de moverse allá donde le digamos. Para decirle qué movimiento debe de hacer tenemos un tablero. En dicho tablero hay un camino con una serie de orificios.

Esos orificios es dónde se inserta el último elemento: una serie de piezas. Estas piezas tienen formas y colores distintos, de manera que cada una significa una cosa. Bien girar a la derecha, a la izquierda, continuar recto, hacer una cosa aleatoria o realizar una función.

Funciones…. qué curioso. Resulta que al acabar este camino en el tablero, justo debajo del todo hay un cuadro con una serie de orificios. Son para crear una rutina, una función. De manera que si quiero ir en zig-zag con mi pequeño robot Cubetto lo que haré es hacer una función que gire a derecha e izquierda y llamarla todo el tiempo desde mi línea principal de programa, que es el camino.

Para que todo esto quede más claro, te dejo el vídeo explicativo 😉

La utilidad del juguete en sí…

¿Por qué es interesante esto para aprender a programar? Al final, la programación son pequeñas órdenes muy claras. Que tal vez se repitan o tal vez no, pero son órdenes una detrás de otra. Cualquier acción cotidiana se puede partir en pequeñas acciones a realizar. Y lo mismo con el trayecto de un pequeño juguete.

La edad que proponen los creadores es desde los 3 a los 6 años. tal vez con 3 años la conciencia de conocer qué está pasando o qué están haciendo es muy baja. Pero tal vez 5 años sea una edad en la que ellos pueden comprender cómo realmente se mueve y crear sus propias aventuras.

Digo lo de aventuras porque existen una serie de mapas y cuentos. En ellos se pueden ver ilustraciones con aventuras de naves espaciales o de el propio Egipto. Al estar divididas en cuadrados los niños pueden elegir dónde moverse y crear sus propias aventuras… o eso creen los creadores.

Yo pienso que sí, que les puede resultar vistoso ir de un escenario a otro e incluso crearse sus propios escenarios. Pero no sé el impacto que puede tener en ellos, ya que las generaciones post teléfono móvil se aburren muy rápido de todo. Buscan unos estímulos que les dan los teléfonos que no sé si un pequeño juguete de madera podrá ofrecer.

Opt In Image

Hackeando a Cubetto

La buena noticia es que este aburrimiento se puede superar, pero para eso tendrás que ser un poco ducho en la programación de Arduino. Ya que, el hardware integrado en el juguete es Arduino. Lo que permite ir a su repositorio y modificar el código. Añadiendo funciones extra que alguien no haya pensado aún. Desde que al terminar correctamente vuelva al inicio hasta invertir el significado de las piezas.

Seguro que al ver la palabra Arduino estás pensando… ¿Y esto no será libre? Pues el repositorio incluye los planos para cortar con cortadora láser la madera y poder hacer tu propio prototipo de Cubetto. De esta manera, con un poco de maña y comprando los materiales puedes montarte el juguete por ti mismo. Sino, puedes comprarlo por 219€.

Parece un precio elevado pero supongo que conseguir el mismo acabado haciéndolo a mano… será complicado. Pero puedes intentarlo si se te da bien el trabajo con la madera 😉

1,59 millones… pues no está mal no…

Pues hasta aquí llego. Solamente decirte que el juguete ha tenido su expectación ya que apareció por primera vez en Kickstarter y la campaña a los dos días ya había recaudado el 200% del dinero (Pedían 100.000 $).

Al final acabaron con 1,59 millones de dólares recaudados. No está mal para un juguete… Si te haces con uno coméntamelo en los comentarios y así compartes con todos las buenas o malas sensaciones que te dé el propio juguete 😉

[Total:4    Promedio:4.5/5]

Déjame un comentario que en el fondo soy buen chaval

  1. David

    Responder

    • Responder

      • David

        Responder

        • Responder

Deja un comentario