De cómo dije que no a llevar corbata

¿Qué quieres hacer con tu vida?¡Aló maker! Hoy he estado en una entrevista de trabajo de lo más interesante. Al final la entrevista ha acabado con un: aquí no permitimos llevar vaqueros. Hay que llevar camisa y en invierno corbata. Imagínate mi cara. Ha sido un si si a todo hasta el final. Al volver a casa he visto que me habían seleccionado en otra oferta y les he dicho que no cuenten conmigo.

 

¿Y qué tienen de malo las corbatas?

Estarás pensando..qué capullo, por una simple corbata…La verdad es que habían más factores, cómo un puesto en el que la máxima investigación que iba a hacer era estar atento a los productos de otras empresas y dónde la retribución económica…vaya que con 800 euros el primer año y 1.000 el segundo uno ya sabe que no llega a los dos años sin haberle puesto los cuernos a esa empresa veinte veces.

Tal vez pienses que estoy afectado por el tiquismiquismo que afecta a muchos. Hay mucha gente que es muy exquisita para trabajar en uno u otro lado. Puede que así sea. Pero es más por elegir algo que me lleve dónde quiero, algo que me apasione.

Durante este último año he aprendido que eso es lo realmente importante: aquello que te apasiona. De hecho, de eso sale este blog. De dos cosas que me gustaban y que he unido para divertirme un poco. Que sí que sí, que no estoy viendo un chavo…pero ¿y lo feliz que soy yo contándote las mamonadas que se me pasan por la cabeza?

Todo este sentimiento tan…idealista de encontrar un trabajo que vaya en la dirección de futuro que quiero tal vez sea porque creo que no podría aguantar 30 años en el mismo puesto sabiendo que nunca podré avanzar. Además, que odio las corbatas y todo ese jaleo. ¡Pero si me pongo la capucha mientras programo porque pienso mejor!

¿Qué quieres hacer con tu vida?

Pues bueno, junta este sentimiento con este vídeo que me he puesto a ver después de la entrevista:

Cada día tengo más claro que los trabajos del futuro no serán los que conocemos. ¡Pero si hace dos años nadie buscaba analistas de Google Analytics y ahora es un puesto más en grandes empresas! Vivimos en un mundo de cambios dónde conozco a tres tipos de jóvenes: los que se quejan por su situación de paro constantemente, los que por su formación académica encuentran trabajo fácilmente y ahí siguen durante toda su vida y los que tienen ganas de hacer muchas cosas y no se conforman con tan sólo trabajar, quieren más.

Y alguno me dirá, ya pero te has vuelto un exquisito. Si tuvieses una situación extrema no harías eso. No. Hace falta trabajar y hay que moverse y encontrar alguna cosa rápido, lo que sea. Pero ten tu foco puesto en aquello que quieres para tu futuro. Puedes irte a Londres de camarero sabiendo que lo que te apasiona es la arquitectura y que cuando tengas el suficiente dinero volverás para montar tu estudio de arquitectura. O mejor aún, trabajarás en el bar que linda con un estudio de arquitectura que lo peta en Londres y encima llevarás unas tarjetas encima que bien dadas pueden cambiar tu vida.

Si algo no te gusta…¡cámbialo!

Al final todo se trata de eso: de qué quieres hacer con tu vida. Si no estas feliz con tu situación, cámbiala. Cámbiala porque solamente tú puedes hacerlo. Siéntate y reflexiona. Ten claro el qué para resolver el cómo y llevarlo a la acción. Y fíjate que no hablo de emprender. O al menos no en términos de empresa. Hablo de conocer tus metas.

En el vídeo se dice que los jóvenes hemos venido a darle la vuelta a la sociedad, a cambiar lo preestablecido. Yo matizaría que algunos tenemos ganas de cambiar las cosas, conozco casos en los que tan sólo se dejan llevar por aquello que va sucediendo. Aquello que está preestablecido. Les falta ilusión en lo que hacen. Y es algo que a mi también me ha pasado. Me pasó en una carrera tan generalista que te hace estudiar cosas que no crees útiles.

También he de decir que gracias a estudiar esa carrera pienso de una manera más técnica. Es verdad que las empresas ya no quieren carreras, sino experiencias. Pero a mí me ha servido. Además que cada uno es bueno en una cosa. No seamos todos ingenieros ni todos FP. Busquemos aquello en lo que destacamos y explotémoslo. ¿Cómo? Mediante experiencias.

¿Cómo coño vas a saber si a tus hijos les gusta programar si nunca les has dado la oportunidad de probarlo? ¿Cómo vas a saber si lo de cacharrear con Arduino es lo tuyo si aún no has comprado la plaquita verde-azulada? Deja libres esas inquietudes tuyas y déjalas conducirte. Déjate llevar, llegarás más lejos.

Opt In Image

Pensamiento de Rufián, y tú, ¿qué piensas?

O eso es lo que pienso yo. Tal vez no estés de acuerdo. Tal vez debería haberme puesto la corbata y haber empezado el Lunes a trabajar en una empresa que no me da ni frío ni calor. Tal vez en lugar de Rufián en la Red soy Fumadas en la Red.

Pero tú, ¿Qué quieres hacer con tu vida?

P.D. Perdona el post fumada, pero ha sido ver el vídeo y necesitaba escribirlo. Ya tu sabeh 😉

[Total:5    Promedio:5/5]

Déjame un comentario que en el fondo soy buen chaval

  1. Responder

    • Responder

  2. Responder

    • Responder

Deja un comentario